Esta mañana comenzó el juicio contra un exoficial de la Fuerza Aérea de Chile, acusado de haber matado en Lanco a su hijo de tan solo cinco meses propinándole golpes y tres heridas penetrantes con un arma blanca el 28 de diciembre de 2016.

En esta primera jornada del juicio oral en contra del exteniente de la FACh, Ricardo Carrillo Fernández, estuvo marcada por la declaración del imputado, el abuelo de la víctima, la madre del menor fallecido y además por la polola del tío de la víctima que además mantenía una relación de amistad con la madre del pequeño.

En esta instancia, el primero en acceder a prestar declaración fue el imputado quien se declaró inocente, acusando de haber sido víctima de un asalto, algo que la fiscalía desmintió. Sin embargo, dijo haber comprado en tres ocasiones pastillas para producir un aborto, dos veces para su expareja y una vez para la madre de su único hijo.

La defensa del acusado que fue representada por el abogado Alfred Bonvalet, aseguró que hubo una mala investigación por parte del Ministerio Público y reafirmó la declaración del imputado, asegurando que el exoficial de la FACh junto a su hijo fueron asaltados y producto de esto habría fallecido el bebé de solo cinco meses.

 El Fiscal del Ministerio Público, Carlos Bahamondes, fue categórico y dijo que el asalto fue una invención del imputado y aseguró que su estrategia está en presentar una prueba pericial contundente en la que se pueda comprobar como se produjo la muerte del lactante.

Durante la realización de esta primera jornada quedaron en evidencia algunas contradicciones en la declaración del imputado, ya que aseguró haber tenido una relación con la madre del menor que inició en abril del 2015 y finalizado en agosto del mismo año aproximadamente. Sin embargo, dijo que continuó teniendo algunos encuentros en los cuales se habría provocado el embarazo de la mujer, del que se habría enterado en diciembre, siendo esta la razón por la que iniciaron nuevamente una relación durante el verano de 2016. El imputado dijo también que, en ese mismo período realizó una gira por temas laborales con los “Halcones” una rama dentro de la Fuerza Aérea, situación que había sido mencionada antes -pero en la misma declaración- donde aseguró que había sido parte de ese escuadrón en 2014 pero fue expulsado en julio de 2015, fechas y hechos que evidentemente, no calzaban.

El juicio se extenderá por 13 días donde se presentarán se espera que los intervinientes rindan pruebas testimoniales, periciales, documentales y materiales, además de la participación de 95 personas entre testigos y peritos que fueron citadas por la Fiscalía, quienes piden la pena de 20 años de cárcel.

Diario electrónico de la Región de Los Ríos.

Prohibida la reproducción o copia del material sin el expreso consentimiento de RioenLinea

Valdivia-Chile
RioenLinea 2018

  • Quiénes somos
  • Contacto
  • Publicidad