Ida Sepúlveda, dirigenta de AFEP Valdivia, a 45 años del Golpe Militar: “Creía que nadie iba a quedar vivo”

Organizaciones de Derechos Humanos y de Detenidos Desaparecidos de Valdivia conmemoraron los 45 años del Golpe Militar de 1973, con la tradicional Romería, en la cual Ida Sepúlveda, representante de los Familiares de Detenidos Desaparecidos, dijo que en ese entonces pensó que “nadie iba a quedar vivo”.

La actividad comenzó con un acto político en la Casa de la Memoria de Valdivia, donde se entregaron algunas palabras por los organizadores, mientras que, a eso de las 11:00 horas partieron una marcha para conmemorar esta fecha, con lienzos y gritos con los que se exigía justicia para todas las personas que sufrieron torturas y persecución política en la época.

En este sentido, una de las personas que ha realizado un ferréo trabajo por exigir verdad y justicia, ha sido Ida Sepúlveda, quien en la oportunidad, entregó su testimonio de lo vivido en la Dictadura y aseguró que en ese entonces vio tanta brutalidad, que realmente creía que no quedarían personas vivas.

Sepúlveda, dijo también que espera que los niños, jóvenes y todas las nuevas generaciones, puedan empaparse de la verdad, que muchas veces ha tratado de ocultarse. Sin embargo, aseguró que no se puede tapar el sol con un dedo y aseguró que lo que vive Chile, aún es un dolor muy grande.

Entre los casos que recordó durante la Romería, se encuentran el caso neltume, caso Chihuio, caso Liquiñe, caso Pichoi y los jovenes muertos el 25 de octubre en Valdivia, remarcando que no solamente fueron personas con una determinada afiliación política quienes murieron. Sino que también sufrió y murió gente que solo estaba de acuerdo con las transformaciones sociales que Chile necesitaba.

En la oportunidad también se hizo presente Óscar Retamal, dirigente de la Agrupación de Expresos Políticos, quien recordó su experiencia y su vivencia en el Gobierno de la Unidad Popular, liderado por el Presidente Salvador Allende, asegurando que fue una época maravillosa, donde Chile tuvo un cambio profundo, teniendo como centro de la sociedad a los trabajadores.

A estas actividades de conmemoración, también asistieron distintas organizaciones y partidos políticos, representantes del mundo estudiantil y sindicatos de trabajadores, quienes también quisieron ser parte de este emotivo recuerdo de todos quienes cayeron en la Dictadura Militar, en 1973.